EPILOGO DE UNA ACTIVIDAD CONSOLIDADA:

APISOFIA® DE PRINCIPIO APIS®:

LA CIENCIA DE LAS ABEJAS.

Mayor detalle en:  apisofia.com.ve

La Apisofìa de Principio Apis cumplirá este año 2015, 29 años de una sostenida labor productiva, una labor de investigación reconocida en la acción terapéutica y una labor de instrucción para la unificación de la conciencia y el instinto, sin antecedentes en la historia reciente.

 

Su labor ha sido la de un observador, testigo y embajador de las abejas de la miel en Venezuela, que incluye a las abejas con aguijòn ("Apis mellifera") y a las abejas sin aguijòn (Gèneros "Trigona" y "Melipona"), con atención hacia todos los insectos sociales y polinizadores.

 

Nuestra experiencia nos indica que hace falta conocer de Apisofía, y esto quedó claro en las conferencias dictadas por Principio Apis en Irlanda, Eslovenia, Grecia y en Australia, así como después de la expedición a la tumba del faraón que tiene el emblema de nuestra empresa en el Valle de los Reyes, Luxor, Egipto.

 

El desarrollo de pandemias como las que recientemente han hecho desaparecer millones de colmenas alrededor del mundo, reclama nuestra inmediata atención a través de la Apisofìa.

 

La invasión de ácaros que potencian la transferencia de virus es un hecho que habla por si mismo de la inmunodepresión que está afectando a las abejas a nivel global. Este hecho pone en relieve la necesidad de un cambio en nuestro modo de relación con las abejas de la miel. Este cambio debe superar la condición de organismo explotado por el hombre a la de organismo amado por el hombre.

 

 La Apisofìa plantea un estado co-evolutivo, como el que   inició  Homo sapiens, hace mas de 2,5 millones de años en los primeros contactos con Apis mellifera. En lo sucesivo y màs recientemente, le hemos transferido a los animales que viven con nosotros nuestro miedo y de esta manera les hemos transferido nuestras debilidades. Mediante la Apisofia alcanzamos el equilibrio que nos permite reflexionar y rectificar, dirigiendo nuestra atenciòn hacia una retroalimentación conciente .

 

Tenemos clientes en todas partes, y hemos recibido enormes recompensas de los niños y de las personas adultas con un grado de conciencia ecológica.  No son millones de personas, porque no tenemos millones de productos en físico, pero si millones de ideas que alimentan y proyectan nuestros conceptos.

 

Nuestro trabajo es una destilación de ideas y valores. Es un trabajo arduo, en una sociedad donde predomina la comodidad de ser uno más y actuar como clones, la tentación de ser parásitos oportunistas, en vez de simbiontes constructivos.

 

Sin embargo, en la sociedad de la información, hay chance de despertar el interés por los valores, sobretodo en los niños y en aquellas actitudes ingenuas que viven invictas en nuestros corazones.

 

La Apisofía te lleva a sentir más que a hablar, porque las abejas sienten y actúan con un coraje extraordinario. Estamos muy centrados en que nuestros productos deben ser conceptos en una gran Academia Evolutiva de la Unificación de la Conciencia y el Instinto.

 

SOBRE APISOFIA Y MENTE PLENA


            Estudiamos una relación entre el desarrollo de una mente plena dentro del enfoque de la Psicologìa Positiva y los efectos de la Apisofìa.

 

El estado nutricional del cerebro es esencial para el desarrollo de una mente plena. Aunque la mente no sea sinónimo de cerebro, el mantenimiento del órgano rector del sistema nervioso y de sus ramificaciones es vital. El tejido nervioso es orgánicamente demandante, lo que nos habla de una base celular y molecular que exige  abundantes y diversos recursos   para su funcionamiento.

 

Aquì vamos a referir recursos básicos como la nutrición mineral y su relación con el aparato circulatorio que mantiene irrigado al cerebro. Son materias primas nutricionales que manejadas por las células (Neuronas y neuroglia) configuran la estrategia del sistema   y su naturaleza coordinadora y de comunicación. Hay también materia prima psíquica, que flota y que es necesario cosechar simultáneamente con la nutrición. Dos tipos de nutrición basado en materias primas: biológicas y psíquicas integradas, constituyen la geometría biológica y psíquica, derivada de la Apisofìa. 

 

Sabemos que los Productos Apisofizados seleccionados por Principio Apis tienen un efecto neurogliogenètico que estabiliza la función coordinativa   y con su incorporación a la dieta podemos estimular las redes moleculares de comunicación. Esta es una herencia de las comunidades moleculares anidadas y maduradas en el nicho de Apis mellifera. El enjambre es el resultado de una plenitud del proceso evolutivo del sistema nervioso y del inmunológico en un entorno social, que se encuentra renovàndose, continuamente.

 

La fluidez de la comunicación molecular influye en la sintaxis de nuestro pensamiento, que es un lenguaje interior que tiene toda una base morfológica y semántica. Para el desarrollo de este lenguaje molecular, que es la base del pensamiento, necesitamos maximizar el  acceso a  la materia prima de los iconos o símbolos, letras, elementos, piezas, componentes, etc, que armados hacen al pensamiento. Tenemos que acceder a la imaginación y crear o limpiar   archivos ingenuos, puros, virgenes, simples, sin juicio. Es esta la semilla de una mente plena.

 

Aquellos vicios atractivos nos llevan a lo adictivo que es nuestro sado-masoquismo y las adicciones son la base de un pensamiento que juega al conflicto y a la guerra. Son los pensamientos y el lenguaje negativo, el conflicto que se alimenta de màs conflicto en una rueda viciosa, una rueda sadomasoquista. El problema es que finalmente nunca encontramos quienes somos, no lo enfrentamos, postergamos el vernos en el espejo, no nos gusta lo que vemos, o no lo queremos ver, o tenemos miedo de verlo.

 

 El resultado : no enfrentamos al leviatán de nuestro mundo interior, no accesamos a los secretos que guarda y permanecemos en la superficie por no asumir el riesgo de este viaje conciente. Y este viaje, es el que nos permite encontrar al amor genuino, que es un estado de conciencia. Por lo tanto asumimos que el ciclo adictivo nos impide conocer al amor genuino. Aunque aparentemente estemos seguros en el ciclo sado-masoquista, en realidad  se transforma en una trampa… Una trampa de nuestras percepciones básicas.

 

La incorporación de los productos apisòficos representa la construcción, purificación y/o el acceso a  archivos puros. La combinación de una comunidad molecular de aminoácidos, minerales, neurotransmisores, antioxidantes y azùcares, madurados sociobiològicamente, hace posible la potenciación de la inteligencia y de la memoria.

 

La imaginación como capacidad objetiva y base mitológica será el submarino de inmersión (Conciente.inconsciente) para transitar el camino de la historia sin fin, y darle el nombre a cada nueva historia que nos permita renovar nuestra psique.  Es un viaje a uno mismo y es la experiencia de verse en el espejo y enfrentar al verdugo. Viajar contigo mismo modifica y/o transforma el irreductible juicio del furioso Leviatàn que vive oculto en la profundidad de nuestra psique. Sin el encuentro con uno mismo pierde total coherencia nuestra naturaleza humana y nos transformamos en meteorito a la deriva en el espacio-tiempo.

 

La vida es un proyecto conectado, y coordinado, y necesaria es su validación a través del encuentro consigo mismo, que es el estado del amor que lo incluye todo.Es necesario con frecuencia el trànsito, aunque requiera esfuerzo y sacrificio,   pero nos renueva y prueba el status de nuestras adicciones.

 

Las abejas están preparadas evolutivamente para guiarnos en este enfoque purista porque su naturaleza està alineada con ciclos antiadictivos. Las abejas viven en un territorio de cambios, construyen, destruyen y vuelven a nacer como las estrellas. Su espacio de vida propone un ciclo incesante de nacimiento ,madurez y extinción, y a la vez es un espacio que descubre canales de conexión con otros universos. El enjambre es una incubadora de mundos y posibilidades, de vida y muerte intercambiables. Es una escuela de ingenuidad y de coraje. En la colmena se profundiza como en el océano. En lo màs profundo del océano hay seres que están como en el espacio a miles de años luz, suspendidos… Evolucionando sus sistemas nerviosos frente a diversos tipos de dificultades , esperando su momento en la rueda de la vida y afrontando contingencias, y muy adentro de este ocèano està oculto el poder evolutivo de lo prìstino: ser con lo que uno es, imperturbable la esencia de la vida.

 

La Apisofìa llama a bucear en las profundidades del ser y utilizar los archivos esenciales para crecer y manifestarse.

Migración de hormigas legionarias después de un día de lluvia en el bosque del Río Yurubí, San felipe, Edo. Yaracuy. Venezuela.
Voz en off y reflexión : Biòlogo-Apísofo: Carolina Donoso.
Inspirada en el libro: Apisofía: Mensaje de Apis en el Espejo del Cosmos,2015. Apisofía AC Ediciones.